Download Adquisicion y distribucion de senales by Ramón Pallás Areny PDF

By Ramón Pallás Areny

Show description

Read Online or Download Adquisicion y distribucion de senales PDF

Similar libros en espanol books

Diseño de Instalaciones de Manufactura y Manejo de Materiales

L. a. presente edición adopta un enfoque práctico para l. a. planificación de instalaciones. Desarrolla una visión normal de los principios fundamentales de planificación y keep an eye on, para proporcionar a los lectores los angeles amplitud de conocimiento que necesitan. De esta manera, el libro se extiende sobre el relevante tema de los angeles manufactura esbelta.

Extra resources for Adquisicion y distribucion de senales

Example text

Era sincero al ignorar la existencia de aquel otro muchacho de su misma sangre, que se parecía tanto a él como a una fotografía su duplicado? En este caso, la aberración era intelectual: su desviación manaba de la mente. ¿Era insincero, y conocía que allí —a pocos pasos— vagaba un ser que compartió con él el claustro materno y, aun sabiéndolo, se obstinaba en negarlo? De ser así, la malformación morbosa de su personalidad pertenecía a los sentimientos. ¿Y cuál de ambos males era más pavoroso? ¿Qué siniestra jerarquía de malignidad se llevaba la palma del horror: la ruina de la inteligencia, de donde mana el conocimiento, o de la voluntad, donde anidan los afectos?

Hay un muchacho de tu misma edad, que se parece mucho a ti. Y que es muy guapo. —Yo no le conozco. —¿No le has visto nunca? —No. Rómulo negaba, no ya su parentesco, sino la realidad misma de su hermano gemelo. ¿A qué oscura corriente de su espíritu pertenecería esta aberrante obstinación? ¿Era sincero al ignorar la existencia de aquel otro muchacho de su misma sangre, que se parecía tanto a él como a una fotografía su duplicado? En este caso, la aberración era intelectual: su desviación manaba de la mente.

En realidad, me estoy metiendo en el campo de usted. —Y ello me agrada profundamente, señora. Tal vez sus ideas sean apasionadas, pero son inteligentes y apoyadas en criterios sanos y lucidos. ¿Puede usted escuchar a un hombre de edad, sin que ello la ofenda, que me agrada usted mucho? —Oír eso no puede ofender a ninguna mujer, doctor. Y, además, usted no es un "hombre de edad". —Vamos a proseguir. ¿Le agrada el silencio? —El silencio no existe, doctor. —Anoto que eso tiene usted que desarrollarlo después.

Download PDF sample

Rated 4.25 of 5 – based on 50 votes